Viernes 15 noviembre 2019

Viernes 15 noviembre 2019

Logo Revista Espacios

Revitalizando la ciudad

Autor: Suly Sánchez | Publicación: Jueves 19 julio, 2018


Apropiarse de la ciudad y repoblar la capital son dos de las tareas que se han planteado en el país desde hace algunos años, trayendo consigo nuevas iniciativas comerciales, culturales, deportivas, artísticas, inmobiliarias y gastronómicas, por mencionar algunas.


Sin embargo, para que esta propuesta general logre su objetivo, no solo se requiere el esfuerzo de las personas, sino la unión de voluntades para brindar espacios públicos que inciten a estas actividades y las faciliten.


Un factor fundamental en la creación de espacios públicos es el denominado “ambiente construido”, el cual incide altamente en el ánimo de las personas, ya sea de manera positiva o negativa, puesto que está ligado a las capacidades cognitivas, de extracción y análisis, según Ramón Pendones, vicepresidente de OPB Arquitectos, experto en temas de movilidad y sostenibilidad.


Cada espacio y las obras que hay en él, cumplen con emitir un mensaje que crea identidad, por lo que las alteraciones a los espacios, sus elementos, inmuebles, remodelaciones deben estar acordes con el mensaje que se quiere dar.


“Los elementos de una ciudad crean una identidad en las personas, los colores, las texturas, símbolos, etc., son capaces de dar un sentido de gusto y pertenencia. Es muy importante valorar siempre el cariño que las personas adquieren por su ciudad y sus obras, porque en estas se dan actividades que crean recuerdos valiosos y que consolidan ese aspecto asociado a la pertenencia”, aseguró John Osbourne, arquitecto.


Es importante comprender que los espacios deben ser del agrado de los usuarios y el grado de actividad que se da en estos debe ser alta, puesto que un espacio público vacío no invita, no es ameno.

Un ejemplo concreto puede ser una banca de parque, las características que debe tener: su ubicación, si posee sombra, si el material es muy frío, si visualmente invita a los usuarios, si brinda seguridad al proteger la espalda del usuario, o si llueve y la persona se moja, etc.


Finalmente, se debe procurar que los elementos articuladores del espacio urbano den identidad, sin hacer separación funcional sensorial entre uno y otro.


Características de un buen espacio público

  • Concentración: debe disponer de una agrupación de actividades sociales o servicios.
  • Invitación: es la capacidad de invitar a las personas para que lo habiten.
  • Variedad: debe contener distintos usos y atractivos, como por ejemplo comercios, entretenimiento, escuelas, etc.
  • Permeabilidad: esta es la capacidad de penetrar en espacio público y dirigirse de manera sencilla, sin obstáculos, dejando de lado la rigidez, disponiendo además de varias alternativas para transitarlo.
  • Legibilidad: el espacio debe ser legible y adecuado, para cualquier actividad. Hay espacios que por diversas razones son difíciles de comprender, no dan seguridad ni confianza y mucho menos confort.
  • Robustez: tiene que ver con la amenidad, un espacio es robusto en el tanto que cumpla con las necesidades para las cuales fue creado.
  • Integración: forma en que el espacio se integra al tejido urbano.
  • Coherencia visual: concordancia a nivel estético que debe haber en el espacio público.
  • Riqueza: es decir, que no sea monótono, que propicie la variedad y tenga elementos visuales llamativos como texturas, mobiliario urbano, entre otros.
  • Personalización: es aquella capacidad que tienen los usuarios para adoptar y adaptar el espacio a sus necesidades.



Notas Anteriores