Lunes 21 mayo 2018

Lunes 21 mayo 2018

Logo Revista Espacios

Todas aquellas personas que deseen asegurarse que el proyecto de vivienda vertical por el que está apostando cumple con todos los requisitos de calidad y exigencias legales de construcción que existen en el país, podrán solicitar la certificación que emite el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO) y la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC).

Con la certificación, la CCC busca garantizar la formalidad de las torres de viviendas o edificaciones verticales que se construyen en el país. El primer proyecto que cuenta con la certificación vertical son las torres Fuente del Sol, ubicado en Calle Fallas de Desamparados. La certificación tiene vigencia por un año y el inmueble debe de tener más de dos pisos y ser al menos 50% residencial.

Alfonso Montero, director de la Unidad de Certificación de Producto de Inteco, explicó que con esta certificación se pretende que el proyecto, desde la preventa, garantice a sus clientes que se cumple con todas las formalidades y permisos necesarios, así como que el desarrollador no tenga sanciones en el Colegio de Ingenieros y que cuenta, además, con un equipo técnico competente para todas las actividades del proyecto, entre otros aspectos.

Para el Ing. Gonzalo Delgado, Presidente de la CCC, “esta certificación es una gran herramienta para que los costarricenses y en especial, las familias de clase media, puedan tener la seguridad de comprar una vivienda que cuenta con todos los permisos y sobre todo, que garantiza la calidad de la misma. Además, incentivamos a los desarrolladores para que se unan a esta iniciativa que beneficia a la población costarricense”.

Para que el proyecto pueda obtener la certificación debe de contar con una memoria descriptiva del proyecto, los permisos de la municipalidad, viabilidad de Setena, cumplimiento de los requisitos legales y documentación de sus fuentes de financiamiento, para garantizar la transparencia del mismo.

 Otros requisitos que se les solicitan a los proyectos son: tener al día las certificaciones del Colegio de Ingenieros, un desarrollador afiliado a la CCC, un equipo a cargo del proyecto con más de cinco años de experiencia y que participen profesionales con especialidad en cada área del proyecto. Además, se solicitan declaraciones juradas del cumplimiento de la reglamentación y la certificación literal de las propiedades.

Posterior a la revisión documental se verificará que el equipo técnico cumpla con los requisitos necesarios, se dé un adecuado manejo de residuos y un adecuado sistema de calidad sobre materias primas, la bitácora del proyecto, tratamiento de productos no conformes, quejas, reclamos, así como garantía de que la salud ocupacional en el proyecto se esté cumpliendo.

El proceso para la certificación de las edificaciones verticales consiste en dos etapas: primero la evaluación de la etapa documental solicitada y segundo la evaluación de cimientos, levantamiento estructural del edificio, la obra gris y los acabados, entre otros.

Tatiana Fernández B.
[email protected]  

Notas Anteriores


Con ambientes para todos

Viernes 03 mayo, 2013
Lincoln Plaza, ha estudiado muy bien cada uno de los segmentos generacionales, para que haya un espacio adecuado que sea para su disfrute. 

Ticos aprueban las Comunidades Full

Viernes 26 abril, 2013
Comunidades Full, un estilo de vida nuevo para el mercado costarricense, que integra residencia, áreas de entretenimiento, oficina y comerci...