Domingo 15 julio 2018

Domingo 15 julio 2018

Logo Revista Espacios

Pronósticos demográficos para Centroamérica

Publicación: Miércoles 14 noviembre, 2012


Se espera un crecimiento de alrededor de 11 millones de habitantes en los próximos 15 años en todo Centroamérica, esto debido a que en los últimos 10 años aumentó en casi siete casi siete millones de personas, según datos reportados en el Estado de la Región .

El crecimiento asociado a esta estimación (1,6% anual) se expresa en ritmos muy distintos a lo interno de la región. La lentitud de El Salvador (0,7% anual) contrasta con el dinamismo de Guatemala (2,2% anual).

Para el período 2010-2015, Guatemala llegará a concentrar algo más de la mitad, en tanto que Honduras aportará una quinta parte del crecimiento de la población en el área. Mientras Costa Rica, Panamá y El Salvador deberán hacer frente a un crecimiento de alrededor de 700 mil habitantes cada uno, Guatemala incrementará su población en 1,8 millones de personas y Honduras en casi 800 mil.

Otra implicación importante del crecimiento tiene que ver con la ocupación del territorio en cada país. La densidad de población presenta grandes contrastes en Centroamérica. En un extremo se encuentra Belice, con 14 habitantes por kilómetro cuadrado, y en el otro El Salvador, con 294.

Guatemala y Honduras tienen tasas de crecimiento de la población menor de 15 años muy superiores a las del resto de los países. La segunda situación es la de El Salvador, donde la relación entre los grupos de edad está altamente influenciada por la migración; como este fenómeno se da de modo predominante entre personas en edades reproductivas, su salida modifica no solo el crecimiento sino también su aporte al total de nacimientos.

La tercera situación es la de Costa Rica y Panamá, países en los que el crecimiento de la población de 35 años y más es sustancialmente mayor que el de la población más joven. En el período 1970-2010, las tasas de crecimiento del grupo de entre 35 y 64 años de Panamá fueron más del doble de las de Guatemala, Honduras y Nicaragua.

En estas dos naciones la mayor parte del crecimiento no se debe al comportamiento de las tasas de fecundidad, sino a la estructura por edad de la población. Hay una cantidad significativa de personas en edades reproductivas pero, como las tasas de fecundidad están disminuyendo, el crecimiento demográfico se está desacelerando.

Las personas menores de 15 años pasaron de representar un 40% de la población total del Istmo en el año 2000, a tan solo un 35% en el año 2010, lo que confirma que en la última década el número de Nacimientos descendió.

Esta reducción de la población infanto-juvenil ha sido acompañada por un incremento importante en el grupo de 20 a 24 años, edades en las que las personas se insertan en la fuerza de trabajo. Este grupo continuará creciendo como resultado de la incorporación de los menores de 15 años a las edades productivas.

Fuente: Estado de La Región
 

Notas Anteriores


Boom hipotecario en Rusia

Martes 13 noviembre, 2012
Los rusos han tenido muy buen ambiente económico y por lo que el número de créditos para viviendas se ha incrementado signifi...