Lunes 21 mayo 2018

Lunes 21 mayo 2018

Logo Revista Espacios

Luego de la reacción tomada por la Cámara de Industrias de Costa Rica, ante la solicitud de una medida cautelar de la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), por la aplicación del reglamento de varillas de construcción, esta última aclara que su actuar es resultado del compromis por la calidad y seguridad de los productos para la construcción que se comercializan en el país.

La medida cautelar fue realizada con el fin de impedir que productos de mala calidad se ofrezcan en el mercado, indicaron en la CCC. La misma fue considerada por el Tribunal Contencioso Administrativo basándose en la “posible gravísima afectación del sector de la construcción” y “del interés público general”, sea de importadores, consumidores, fabricantes, comerciantes, constructoras y PYMES del sector.

En la CCC, consideran que el reglamento limita seriamente la participación de actores importantes en el mercado de la varilla (que cumple con norma y con las condiciones de calidad establecidos) y por tanto, afecta la posibilidad de los consumidores de tener mayores opciones para escoger entre los diversos oferentes, por tanto, se estaría impidiendo la libre competencia.

Además, indicaron que por gestiones de la cámara, se logró la baja del arancel de la varilla de 15% a 5%, por lo cual los precios del productos han venido bajando sustancialmente en los últimos meses, lo que demuestra no solo que se va por buen camino, sino que efectivamente el mercado adolece de las condiciones necesarias para que se dé una verdadera competencia con productos de calidad y que cumplan con las respectivas normas.

Tatiana Fernández B.
[email protected] 

Notas Anteriores


Exigen entrada en vigencia

Miércoles 29 mayo, 2013
La suspensión de la entrada en vigencia del Reglamento Técnico de varillas de construcción, es motivo de preocupación e...

Bethel por la integración social

Martes 28 mayo, 2013
La primera parte del proyecto de vivienda Betel, ubicado en La Unión de Tres Ríos, fue entregado, con una inversión de ¢3...