Miércoles 20 febrero 2019

Miércoles 20 febrero 2019

Logo Revista Espacios

No se endeude sino puede pagar

Publicación: Miércoles 06 noviembre, 2013


Los compromisos mensuales para pagar deudas como créditos de automóviles o tarjetas de crédito, disminuyen los recursos disponibles para la cuota.

Para comprar casa propia, usted deben contar con recursos propios para pagar por lo menos el 30% del valor de la vivienda, ya que los bancos otorgan créditos hasta por el 70% restante. No es recomendable asumir deudas para pagar la cuota inicial. Lo ideal es mejorar la gestión de presupuesto del hogar para ahorrar y completar la cuota.

Recuerde que el valor del crédito que el banco da para comprar vivienda depende directamente de sus ingresos, capacidad de pago y nivel de endeudamiento. Los compromisos mensuales para pagar deudas como créditos de automóviles o tarjetas de crédito, disminuyen los recursos disponibles para la cuota.

Las personas que destinan más del 60% de sus ingresos al pago de deudas evidencian un deterioro en sus finanzas y signos de sobreendeudamiento. Otro error que con bastante frecuencia se comete es no identificar los cambios en los gastos familiares al ser propietario.

Las familias generalmente piensan en cómo gastar su dinero, y suelen hacer cuentas de forma inexacta. Dejan a un lado gastos como el pago de impuestos o del seguro o el mantenimiento, mejoras o reparaciones en el hogar.

Es por eso que al decidir volverse propietario hay que hacer las cuentas de sus finanzas. Y si su situación financiera no permite adquirir la vivienda que necesita, revise si puede comprar esa "segunda opción" que sí sea acorde con su capacidad de pago. Si las opciones analizadas continúan estando muy lejos del presupuesto, seguramente debe pensar en una opción más realista y enfocar sus esfuerzos en el manejo de su dinero ya sea para ahorrar más para la cuota inicial o disminuir su nivel de endeudamiento.

El arrendamiento es la opción, antes de adquirir casa

Arrendar es una alternativa que se ajusta a todas las personas que no cuentan con los ahorros necesarios para pagar la cuota inicial de una vivienda. Las personas pueden tomar una vivienda en arriendo mientras ordenan sus finanzas, aprenden a controlar sus gastos y cumplen su meta de ser propietarios. Mientras tanto, aquellas personas que estén financieramente listas para la compra deben empezar el proceso, sin apresurarse. Vale la pena tomarse el todo el tiempo necesario hasta encontrar la mejor opción.

Tomado de cuadresubolsillo.com

Notas Anteriores


Ahorrar más allá del dinero

Lunes 04 noviembre, 2013
El ahorro es más que utilizarlo en tiempos de crisis y de dificultades financieras, ya que permite establecer una reserva con la que se pued...

Scotiabank colocará fondos del BANHVI

Miércoles 30 octubre, 2013
El Banco Hipotecario de la Vivienda otorgó al Scotiabank la condición de Entidad Autorizada y espera colocar en 2014, alrededor de &c...

Anunciar una casa para la venta

Viernes 25 octubre, 2013
Conozca algunos consejos para que sepa cómo anunciar una casa en venta y así concretar su objetivo más rápido: vender l...