Martes 17 julio 2018

Martes 17 julio 2018

Logo Revista Espacios

Mercado inmobiliario español vende menos

Publicación: Martes 12 febrero, 2013


 El sector inmobiliario español sumó en 2012 su sexto año con cifras negativas. Todo ello a pesar de la actividad registrada a finales de año producto, según los profesionales del sector, de dos fenómenos: el interés de quien quiere y puede adquirir una vivienda de no sufrir el incremento del IVA (con el nuevo año el tipo impositivo subió del 4 al 10%) y la reducción por adquisición de vivienda del IRPF que expiró con el 2012, y la salida financiera a los productos inmobiliarios estancados en las bolsas de la banca.


A pesar de eso las cifras de Transmisiones de Derechos de la Propiedad en viviendas por compraventa han caído un 14,3% respecto al año 2011. Se sumaron 2.678 operaciones frente a las 3.128 transacciones registradas un año antes. Este dato supone para el sector el sexto año de caída de actividad. En 2007 se registraron 6.309 adquisiciones inmobiliarias en la provincia de Burgos, un 57,5% más de la que asume el sector inmobiliario en la actualidad.


La corrección en este sector está siendo de las más duras. A pesar de todo los profesionales ven una luz incipiente. El presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Burgos, Santiago Marcos, afirma que la reactivación de los últimos meses de 2012 viene dada por la existencia de mejor financiación. Los datos no son suficientes como para mejorar la cuenta anual de resultados pero si permiten comprobar que «la demanda existe, se sigue pensando en el activo inmobiliario como una buena inversión pero con la crisis está ralentizada». En este último año los Apis han comprobado que «los bancos han generado más movimiento con inmuebles de su propiedad».


El año 2012 el tipo de vivienda que mejor se ha comportado son las de segunda mano. Este producto ha protagonizado 1.451 transacciones, el 54,1% del total de las compraventas realizadas, aunque supone una caída del 8% respecto a lo registrado en 2011 y supone una reducción del 54,5% respecto a las operaciones realizadas en 2007 (3.191).
La vivienda nueva, a pesar del stock existente acumula una caída de ventas del 20,7% con 1.227 operaciones registradas en 2012. En el último año de bonanza, 2007, se llegaron a registrar 3.118 transacciones sobre inmuebles de nueva construcción que incluso se compraban sobre plano, fenómeno hoy casi desaparecido. Su evolución más negativa se ha experimentado desde 2010 momento en el que se bajaron de las 2.000 operaciones anuales. Una tendencia que sigue a la baja vistos los datos del pasado ejercicio.

Fuente: Correo de Burgos

Notas Anteriores