Martes 25 junio 2019

Martes 25 junio 2019

Logo Revista Espacios

Más allá de la Norma LEED

Publicación: Viernes 16 agosto, 2013


Por Álvaro Castro Bolaños
Gerente de inspección y socio OPB Arquitectos – LEED AP BD+C

Es inevitable hoy en día escuchar o leer temas relacionados con la sostenibilidad, o en algunos otros casos mejor etiquetada como sustentabilidad; la permanencia sostenible del desarrollo en el tiempo.

Sea cual sea la definición que se utilice, el camino que se tome; lo importante es contar con información y formación adecuada que facilite esa búsqueda por el equilibrio en el desarrollo económico, social y ambiental con un marco de acción valorando el ciclo de vida de los proyectos.

La Norma LEED, al igual que otros sistemas de certificación como o BREAM en Inglaterra, DGNB en Alemania, CASBEE en Japón, y ahora en nuestro país RESET (Requisitos para Edificios Sostenibles en el Trópico, INTE 06-11: 2012) no escapa como alternativa para encontrar ese camino al desarrollo sostenible. Sobre todo enfocado a la industria de la construcción.

LEED por sus siglas en inglés, Leadership in Energy & Environmental Design (Liderazgo en Energía y Diseño del Medio Ambiente); es un sistema de certificación de edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos (USGBC) y puesto en marcha por primera vez en 1998 – 2000; lo que la convierte en una de las más utilizadas a nivel mundial.

Básicamente se compone de un conjunto de normas sobre la utilización de estrategias enfocadas en obtener algún grado de sostenibilidad en edificios de todo tipo (comercial, nuevas construcciones, escuelas, remodelaciones, etc.), abarcando desde el diseño y la construcción hasta la puesta la operación y mantenimiento de las edificaciones. Toma en consideración aspectos relacionados con la selección del sitio a desarrollar, la eficiencia energética, el uso de energías alternativas, la calidad del aire del espacio interno, la eficiencia en el consumo de agua, la selección de materiales, entre otros.

¿Cómo funciona? Es un sistema de puntos en el cual los proyectos de construcción obtienen por satisfacer criterios específicos relacionados con la construcción sostenible. Existen siete categorías de créditos, en donde los cinco más importantes son: Sitios Sustentables (SS), Ahorro de Agua (WE), Energía y Atmósfera (EA), Materiales y Recursos (MR) y Calidad del Aire del Espacio Interno (IEQ).

El número de puntos obtenido por el proyecto determina el nivel de certificación LEED que el proyecto recibirá. La Certificación está disponible en cuatro niveles progresivos de acuerdo con la siguiente escala: Certificado (40 - 49 puntos), Plata (50 - 59 puntos), Oro (60 - 79 puntos) y Platino (80 puntos o más).

Y con lo anterior, uno se preguntará: Para qué un sistema de certificación? Qué beneficios representa? Existe un costo adicional? Ofrece un valor agregado? Es necesario, vale la pena? Todas estas interrogantes son indispensables para estar seguros y poder dar ese paso a un desarrollo de la mano de un sistema de certificación, más allá de la conciencia y la moral por asegurar el futuro de las siguientes generaciones.

Sin lugar a duda es más que necesario debido a que todas esas preguntas y más, tienen respuestas positivas con mucho beneficio para los involucrados y en especial para del desarrollador del proyecto. Por ejemplo; a quién no le gustaría tener menos gastos operativos, contar con espacios más saludables, disminuir la ausencia laboral a causa de enfermedades asociadas con los materiales utilizados, reducir el impacto ambiental, reducir los residuos, reducir el consumo del agua, la luz, y como resultado su factura, aumentar la productividad, mejorar el rendimiento de los colaboradores, reducir la huella ecológica; en donde el proceso de verificación lo realiza un tercero de forma responsable con la sociedad, ambiente y economía.

El número de proyectos registrados y certificados en América Latina se puede apreciar en el siguiente gráfico1, en donde Costa Rica cuenta con 33 proyectos registrados y 12 proyectos certificados bajo la Norma LEED.

      

Un claro ejemplo puede ser el Centro Corporativo El Tobogán, actualmente en construcción. Donde su diseño permitirá reducir el consumo de energía en 40%, producirá 50% menos residuos y además reducirá en un 35% el consumo de agua. De la misma manera se utilizarán materiales con contenido reciclado, las maderas serán certificadas y se promueve el uso de materiales regionales para reducir la huella de carbono. En términos generales, la utilización de criterios de construcción sostenible, y en particular, de la mano del sistema de certificación LEED. Un proyecto que va optar por la Certificación Oro.

Es evidente que la aplicación y el uso de un sistema de certificación enfocado en una construcción sostenible, esto sin importar el nombre o el origen, es una guía clara con objetivos para no perderse en la búsqueda de ese camino por alcanzar el desarrollo sostenible en la industria de la construcción. Lo primordial es asegurarse de contar con profesionales que conozcan estas normas y la aplicación según cada proyecto.

1. Gráfico cortesía del Ing. Roberto Meza de SPHERA.  

Notas Anteriores


Edificio más sostenible del mundo

Miércoles 07 agosto, 2013
El edificio The Change Iniciative en Dubai, fue galardonado con 107 de los 110 puntos máximos que entrega la certificación LEED.