Viernes 19 abril 2019

Viernes 19 abril 2019

Logo Revista Espacios

Luz natural, unión del arte y la sostenibilidad

Publicación: Lunes 27 junio, 2016


  •  Elemento arquitectónico genera personas más productivas

Suly Sánchez
[email protected]


Ya lo diría el famoso arquitecto español Antonio Gaudí, “La arquitectura es la ordenación de la luz; la escultura es el juego de la luz”.

Por lo tanto, no se puede hablar de arquitectura sin tomar en cuenta primero la iluminación.

La iluminación es capaz de hacer la diferencia entre una habitación monótona y una realmente atractiva, realzando efectos decorativos e intensificando el valor de los objetos.

Recientemente Space, despacho mexicano de arquitectura y diseño, realizó un estudio sobre los impactos de la luz natural de un espacio.

Los resultados demostraron que las personas que trabajan con luz natural se tornan un 20% más rápidas y cometen alrededor de un 15% menos de errores.

"El problema es que la mayoría de las empresas no miden su productividad y la mayoría de los beneficios que se obtienen con estas soluciones son aparentemente intangibles, pero la gente está más comprometida, se comunica mejor y más rápido", declara Juan Carlos Baumgartner, socio fundador de Space.
La iluminación natural consiste en brindar a una construcción la mayor cantidad de luz proveniente del sol, por medio de ventanas, patios internos y externos, o claristorios conocidos como iluminación cenital.

Una de las principales ventajas de este método es que reduce la huella de carbono porque se utiliza menos la iluminación artificial, que al fin de cuentas puede venir de fuentes no renovables de energía.

“El mejor provecho es usarla sobre todo en aposentos donde habita más gente. Tradicionalmente se ubicaban las salas de reuniones en los perímetros en donde se recibe la luz natural, dejando en el centro de los aposentos el espacio destinado a las estaciones de trabajo. Sin embargo, esta disposición impide que les llegue la mayor cantidad de luz natural a las personas que pasan más tiempo en la oficina. Por eso ahora se está invirtiendo esta configuración”, explicó Ramón Pendones, vicepresidente de OPB Arquitectos.

Es un hecho que la luz natural favorece el mejoramiento del ambiente laboral y la productividad de las personas, incluso la norma LEED otorga más puntos si esta está presente en mayor cantidad.

Para aplicar este tipo de técnicas es necesario, también, tomar en cuenta la utilización adecuada de colores. Las tonalidades claras reflejan más la luz que las oscuras. Por lo tanto es necesario balancear el tema de la refracción de la luz con la psicología de los colores.


Parámetros por tomar en cuenta

-La cantidad de luz deseada
-Analizar cuánto calor se generará dentro de los aposentos por la incidencia de los rayos dentro del edificio
-El balance de ahorro en iluminación artificial gracias a estos espacios versus el aumento de consumo de aire acondicionado. Tener luz sin que el calor cause un aspecto de confort negativo
-Los materiales. Por ejemplo, el vidrio en lugares tropicales no es recomendado
-El clima o la región del país


Fuente: Ramón Pendones, vicepresidente de OPB Arquitectos

Notas Anteriores