Sábado 17 agosto 2019

Sábado 17 agosto 2019

Logo Revista Espacios

La primera construcción de hierro en América Central

Publicación: Miércoles 24 agosto, 2016



El auge de la educación gratuita y obligatoria promulgada por el gobierno liberal a fines de la segunda mitad del siglo XIX y el crecimiento e influencia de la era industrial en Europa, promovieron la edificación de la Escuela Buenaventura Corrales, la primera construcción en hierro de América Central.

La necesidad surge por entablar una serie de hitos urbanos representativos que marcaran la creciente ciudad de San José y también por la sismicidad que constantemente afectaba a las edificaciones populares de gran tamaño. Gracias al auge que algunas casas comerciales extranjeras venían promoviendo con la importación de elementos estéticos de hierro, se da una facilidad de importación de esta edificación al país.

Según datos registrados, la edificación fue importada al país a finales de 1892, por lo cual su construcción no tardó en comenzar, supervisada por ingenieros y funcionarios de la Secretaría de Obras Públicas.

Esta gran obra se le encarga al ingeniero Charles Thirion, y fue diseñado por la fábrica belga Sociedad Anónima de Forjas de Aisau, ubicada en Verviers, la cual elaboró sus planos y piezas metálicas.

Con un estilo neoclásico deja un poco de lado el exceso de ornamento y se enfoca en una estética más sobria. Cuenta con dos niveles y tres cuerpos principales, los cuales son debidamente estructurados por columnas y cerramientos de hierro galvanizado, acoplados con remaches. El gran pórtico presenta una obra de la mítica Minerva, diosa de la sabiduría; lo que ratifica la importancia y propósito inicial de la obra, ya que muchas de las antiguas edificaciones que se conservan en el país han modificado su función.

Cuenta con un patio central el cual permite una microclimatización de sus pasillos y aulas, incrementando la iluminación y ventilación natural hacia su interior. Originalmente se seccionó para hombres y mujeres, ya que fungía como una escuela mixta con una capacidad para albergar a 1.000 infantes.

Su emplazamiento se ve engalanado por el Parque Jardín de Paz, el cual le genera una apertura visual en su fachada principal y permite una relación simbiótica entre el Parque Morazán y el Parque España.

Sin duda es un complejo urbanístico que se integra con una serie de edificaciones de gran importancia. El Edificio Metálico es una joya en la historia de la Costa Rica que expresa estéticamente la ratificación de una educación libre y obligatoria en este hermoso país.

Arquitecto Edgar Quirós Porras

 

 

Notas Anteriores