Viernes 15 febrero 2019

Viernes 15 febrero 2019

Logo Revista Espacios

La arquitectura sostenible llegó para quedarse

Autor: Suly Sánchez | Publicación: Lunes 13 febrero, 2017


Edificios bioclimáticos y densificación del uso de suelo son los conceptos que toman mayor fuerza

Más allá del uso de implementos tecnológicos para reducir la huella de carbono, como luminarias led o losas sanitarias que disminuyen el consumo de agua, la arquitectura sostenible se caracteriza por un diseño partiendo de muy diversos criterios que en conjunto contribuyen a edificaciones sumamente amigables con el planeta.

Entre los aspectos más relevantes destaca la orientación del edificio en su emplazamiento, la cual consiste en determinar, luego de ensayos de radiación, cuál sería el ángulo más favorable en que debería construirse determinado proyecto para contribuir con un mejor aprovechamiento de la iluminación natural, o bien para evitar una excesiva radiación y con ello un mayor uso de aire acondicionado.
La dirección de los vientos es también otro aspecto que una construcción sostenible siempre ha de tomar en cuenta. De esta forma será posible aplicar ventilación cruzada y bajar el consumo de aire acondicionado, otra solución es el uso de parasoles y pérgolas.
El uso de material local es también otro criterio de sostenibilidad, pues en certificaciones como la LEED se toma en cuenta la huella de carbono en transporte de materias primas.

Los techos verdes son también una medida valiosa pues además de generar un efecto térmico en una edificación, coadyuvan a que el agua de lluvia no escurra tan repentinamente generando erosión en los terrenos, la cual llega a afectar las áreas de corales cuando desemboca en el mar.

“A su vez, una edificación sostenible requiere un inherente compromiso con la vida silvestre, por lo que requiere estudios que identifiquen cuáles son las plantas nativas que deben formar parte de las áreas verdes, con el fin de no afectar los ecosistemas. Así como las luminarias deben posicionarse en un ángulo que no afecte las aves nocturnas”, comentó Ramón Pendones, vicepresidente de OPB Arquitectos.
En el tema de arquitectura sostenible los conceptos que toman mayor fuerza son los de edificios bioclimáticos y la densificación del uso de suelo en las ciudades.

“Es mucho más sostenible una construcción de 400 m2 en dos plantas que en una, pues en el primer caso se logran conservar más áreas verdes. Esto es lo que sucede con el desarrollo de edificios de apartamentos de gran altura en la ciudad, son más sostenibles pues no afectan tanto el espacio, permiten a las personas caminar a sus trabajos al estar cerca de todo y se disminuye la huella de carbono en transporte, además de que evitan la expansión urbana hacia zonas boscosas”, comentó.


Ejemplo de arquitectura sostenible

El Centro de Negocios del Banco de Costa Rica en Nicoya, Guanacaste, recibió una mención honorífica en los Premios Construcción Sostenible de la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) en noviembre de 2016.

  • Primera edificación pública en Centroamérica en lograr la certificación LEED Plata
  • Se utilizó la madera de un árbol de guanacaste que se encontraba en el terreno y que debió ser talado
  • Se reciclaron todos los sacos de cemento utilizados
  • Se diseñaron sistemas de recuperación de agua llovida para riego y para los inodoros
  • Cuenta con paredes especiales para el aislamiento de calor, así como ventanas con películas especiales para evitar el exceso de radiación
  • Sensores de movimiento en luminarias para reducir el gasto de electricidad
  • Un 50% de su techo cuenta con paneles solares y tiene manejo de ventilación cruzada

Fuente: Josué Rodríguez, ingeniero residente del proyecto a cargo de la empresa constructora Navarro y Avilés S.A.

Notas Anteriores