Viernes 19 abril 2019

Viernes 19 abril 2019

Logo Revista Espacios

Iluminación correcta puede ayudar a personas autistas

Autor: Suly Sánchez | Publicación: Lunes 10 abril, 2017



Los autistas son más sensibles a la luz y las texturas, por lo que se recomiendan espacios iluminados de forma sencilla

 

En el marco del Mes de Concientización sobre el Autismo, que se conmemora cada abril, resaltan avances tecnológicos que facilitan la cotidianidad de quienes viven con esta condición. Uno de los progresos más significativos ha sido la capacidad de ajustar la iluminación para crear espacios adecuados y armónicos, sin grandes contrastes ni sombras.

Las personas que viven con autismo perciben el mundo de forma distinta, por ejemplo, son más susceptibles a la luz y a las texturas, por eso el color y la temperatura de la luz que se utilice puede hacer una gran diferencia en el espacio que ellos ocupan en su rutina diaria.
En espacios interiores, se debe generar un entorno lo más claro y sencillo posible, para evitar distracciones o alteraciones en la conducta de la persona con autismo, ya que en muchos casos no perciben de forma correcta la tridimensionalidad del espacio.

Recomendaciones 

1. Antes que nada son necesarios la utilización y aprovechamiento de la luz natural al 100% siempre y cuando sea posible; si no es posible, se debe recrear la ambientación del espacio con tonalidades neutras.

2. Se debe procurar no afectar el ciclo circadiano. La mayoría de nosotros está ya afectado y hasta cierta forma “acostumbrado” a que nuestro cerebro reciba constantemente señales a través de la luz que afectan nuestro ritmo de vida; sin embargo, las personas con autismo es muy probable que no se adapten a esta condición y lo mejor es controlar las temperaturas de color que estimulan al cerebro hacia estados de ánimo de relajación o actividad. En este sentido, se recomienda iluminación LED que tenga la capacidad de cambiar la temperatura de color desde un tono frío (luz del alba) hasta uno cálido (luz del ocaso).

3. Sobre el diseño y ubicación de las luminarias es importante que el valor de uniformidad sea el adecuado, que no haya diferencias entre niveles bajos y altos que causen espacios oscuros y poco iluminados.

4. Es importante que todo el espacio esté lleno de luz. La iluminación debe pasar “desapercibida” en todo momento, luminarias empotradas en cielos falsos o en lo posible luz indirecta, es la mejor manera de llevar luz a las áreas de desarrollo de las personas con autismo, la luz indirecta recrea como la luz del sol ingresa a nuestros espacios cotidianos, suave y agradable.
 

Fuente: Hugo Melgar, Lightning Designer de Sylvania.

Notas Anteriores