Domingo 20 mayo 2018

Domingo 20 mayo 2018

Logo Revista Espacios

 Construir una casa amigable con el ambiente es posible gracias a la bioclimática que busca que en un edificio se aprovechen las condiciones naturales para disminuir las necesidades energéticas lo máximo posible.
Esta tendencia arquitectónica se basa en utilizar ciertos elementos y posiciones naturales para maximizar los recursos naturales y ahorrar en el hogar.
En este tipo de construcciones se busca construir la fachada principal de norte a sur para aprovechar el sol y luz natural durante mayores períodos de tiempo además de aprovechar las corrientes naturales de aire.
Además debe contar con sistemas de ventilación cruzados que permitan que las corrientes de aire entrantes calienten o enfríen las distintas estancias.
Asimismo, la elección de los muros juega un papel importante en la acumulación del frío y del calor
Entre sus principales ventajas están:

  • Menor demanda energética
  • Mayor confort a sus habitantes
  • Menor impacto ambiental
  • Mayor aprovechamiento de la luz y el calor solar
  • Plantas de tratamiento de aguas pluviales, grises y residuales
  • Agua caliente sanitaria para uso de necesidades domésticas

Sharon Cascante
[email protected]

Notas Anteriores