Martes 19 marzo 2019

Martes 19 marzo 2019

Logo Revista Espacios

Financiar su vivienda no debe ser un dolor de cabeza

Publicación: Miércoles 04 mayo, 2016


  • Dormir con tranquilidad cada noche y mantener su calidad de vida son claves en su decisión
Rodrígo Díaz
rdí[email protected]

El sueño de tener casa propia puede convertirse en pesadilla si las personas toman decisiones que pueden comprometer su estabilidad financiera.

Adquirir una casa muy por encima de sus posibilidades económicas reales, no contar con ahorros suficientes para enfrentar otros gastos relacionados con la vivienda o hacer pagos interminables podrían borrarle esa sonrisa de satisfacción de saberse dueño de su propio hogar.

Lo más importante que debe tomar en cuenta es que adquirir una casa ya sea para vivir, o como una oportunidad de inversión, debe ser una acción que mejore su calidad de vida; no lo contrario.

Entre las primeras recomendaciones, lo importante es tomar una decisión concienzuda sobre su proyecto de vivienda, y no hacerlo de forma apresurada.

Antes de hacer su compra debe realizar un estudio previo sobre si la ubicación de la vivienda es la más adecuada, si el precio está conforme a lo que dicta el mercado, si las condiciones crediticias que le ofrecen le serán más favorables en el futuro o, por el contrario, lo perjudicarán.

No tome una decisión apresurada porque se puede arrepentir por el resto de su vida.

Valore primero su capacidad de pago, o cuánto le afectará en su calidad de vida el pagar una cuota mensual. Si puede hacer un pago inicial o realizar aportes extraordinarios que le permitan bajar el monto de su préstamo a niveles que le permitan dormir con tranquilidad.
 

 

 

 

 

Notas Anteriores