Domingo 25 agosto 2019

Domingo 25 agosto 2019

Logo Revista Espacios

Estado de ánimo e iluminación, ¿Qué tienen en común?

Autor: Suly Sánchez | Publicación: Jueves 27 abril, 2017


¿Sabía que la iluminación de un lugar puede influir directamente en cómo nos sentimos? Las luces frías o cálidas pueden incluso afectar el comportamiento de una persona. Al momento de decorar, escoger el bombillo correcto puede marcar la diferencia en cómo nos hace sentir un lugar específico.

El factor de temperatura de la luz se mide en kelvin (K), siendo los números bajos más cálidos y los altos más fríos.

Tomando en cuenta los patrones de iluminación, es posible llegar a producir diferentes estados de ánimo como serenidad, tranquilidad, alegría, descanso o sosiego. Por ejemplo, una habitación con mayores niveles de iluminación produce una atmósfera alegre y estimulante, mientras que los niveles bajos crean ambientes de relajación y descanso.

Sabiendo esto, la tarea de escoger la iluminación adecuada para cada espacio se convierte en una prioridad. A continuación encontrará varios consejos que le ayudarán a encontrar su mejor opción para la iluminación de cada área del hogar, dependiendo de su función.

Primero empiece por decidir qué tipo de luminaria necesita:

• Suspendidas
Estas cuelgan del techo y generalmente son decorativas. Muchas dan iluminación al espacio completo. Busque que el cable sea largo para que pueda adaptarlo a la altura que necesite.

• Empotrados
Estas funcionan bien cuando la altura de los techos es baja y no querrá reducir el espacio. Tendrá que tomar en cuenta que se requiere un falso platfond, u otra preparación especial. La luz de estas luminarias es más suave que si tuviera solo la lámpara en el socket. Aunque no todos son decorativos, ayudan a resaltar detalles arquitectónicos.

• De mesa
Como su nombre lo indica, se colocan sobre una mesa. Se usan más comúnmente para mesas laterales en la sala o sobre los burós, aunque también podrá encontrar luminarias de mesa para su escritorio o biblioteca. Su luz es tenue, por lo que no espere realizar una cirugía con una luminaria de mesa, pero son ideales para leer.

• De pie
Este estilo, además de dar calidez a una habitación, sirven como elemento focal. Por lo general, necesitan más espacio en la habitación para poder ser apreciadas. Muchos de ellas tienen pantallas y las puede encontrar para luz directa, indirecta o la combinación de ambas.

Luego de elegir el tipo de luminaria que necesita tome en cuenta estos consejos de iluminación:

Para espacios de relajación

Antropológicamente el ser humano durante muchos siglos estuvo expuesto principalmente a luces cálidas (sol, fuego) lo cual condicionó nuestro cerebro a sensaciones más “cómodas” bajo tonos que van desde los 2.500 K hasta los 3.500 K.

Un aspecto clave para lograr ajustar la cantidad e intensidad de la iluminación en espacios cerrados son los dimmers y bombillos ajustables. Los bajos niveles de luz producen un estado de ánimo calmado, reduciendo la actividad cerebral, que se traduce en descanso. Espacios como la sala de estar o las habitaciones funcionan mejor con una luz cálida y atenuable.

Para espacios dinámicos

La iluminación en tonos fríos se masificó desde la Segunda Guerra Mundial (menos de un siglo) con el uso de fuentes luminosas de tubos fluorescentes (durante los últimos años ya hemos tenido acceso a luz fluorescente cálida también).

La luz intensa y fría provoca una sensación de energía y vitalidad, de manera que es recomendable utilizar tonalidades blancas frías o luz de día para lugares donde sea necesario crear un ambiente estimulante, como oficinas, o en ambientes donde la atención al detalle sea importante, como en la cocina. Cabe mencionar que ningún espacio debe contar únicamente con luces blancas, ya que usar este tipo de iluminación en exceso produce fatiga. Se consideran luces frías aquellas que van desde los 400 K hasta temperaturas de 6.500 K.

Normalmente pensamos que estos factores de ambientes relajados o dinámicos son solamente en nuestra casa de habitación, sin embargo en varias industrias este factor se utiliza para guiar a los clientes dentro de sus espacios, como en la industria del retail, así como tratar de controlar los tiempo de permanencia en las tiendas de comidas o restaurantes, ambientes cálidos nos hacen permanecer más tiempo en ellos y luces frías nos hacen ciclos de consumo más cortos.

El final queda claro: juegue con los tonos de iluminación y los colores de la decoración, ¡es la mejor manera de crear un ambiente único en cada espacio!

Notas Anteriores


Cocinas pequeñas que lucen amplias

Viernes 17 marzo, 2017
Actualmente es muy común que las casas y apartamentos cuenten con cocinas bastante reducidas, de hecho forma parte de la tendencia constr...