Martes 19 marzo 2019

Martes 19 marzo 2019

Logo Revista Espacios

Estabilidad en tasas da certeza a créditos

Publicación: Lunes 22 febrero, 2016


  • Tipo de cambio se vislumbra estable, aunque el consejo es adquirir la deuda en la misma moneda en que se reciben los ingresos
Suly Sánchez
[email protected]

Tener la certeza respecto a las condiciones de tasas de interés o tipo de cambio es posible, aunque siempre quedará un margen en el rango de lo impredecible; sin embargo, tanto las autoridades en política monetaria como los analistas prevén estabilidad en ambas variables.

La propuesta del Programa Macroeconómico del Banco Central de Costa Rica proyecta estabilidad en el tipo de cambio frente al dólar y en tasas de interés en colones, con fluctuaciones controladas por parte del ente emisor.

“Aunque el Ministerio de Hacienda ya no traerá dólares por la vía de emisiones internacionales, se mantiene una afluencia importante de divisas por las exportaciones y por la inversión extranjera directa; además, el Banco Central tiene reservas abundantes, las cuales eventualmente dan soporte a una reversión al alza en el precio del petróleo que presione una subida del tipo de cambio”, explicó Bernardo Alfaro, subgerente general de Riesgo y Crédito del Banco Nacional.

Todo lo anterior hace pensar que no habrá presiones para una depreciación relevante del colón. Tampoco para una apreciación, pues el Central advirtió que está dispuesto a adquirir $1.000 millones más de reservas durante los próximos dos años, con lo cual pone un coto a la fluctuación a la baja del tipo de cambio.

Las condiciones creadas por el Banco Central y la actual coyuntura económica, como la inflación esperada, sentaron las bases para que las tasas de interés bajen y permanezcan así por un periodo. Sin embargo, el déficit fiscal limita ese movimiento a la baja, indicó Adriana Rodríguez, gerente de Estudios Económicos de Scotiabank.

Para Alfaro, pese al alto déficit fiscal que podría impulsar al Ministerio de Hacienda a acudir al mercado local de captaciones, la liquidez en colones es muy abundante, pues el crecimiento del crédito en esta moneda aún no repunta a niveles históricos y esto mitigaría eventuales presiones sobre el nivel de las tasas.

Adicionalmente, este mes empieza a regir un cambio metodológico en la tasa básica que la va a reducir. De hecho, en caso de darse una eventual falta de dinero en colones, el ascenso de las tasas estaría contenido por el resto del año gracias a este cambio metodológico.

Para el caso del financiamiento en dólares, la expectativa es un incremento en las tasas, pero de manera paulatina.

Consideraciones al adquirir un crédito de largo plazo


Para un financiamiento de vivienda, debe entenderse que los plazos son largos y la situación económica puede sufrir variaciones con los años. Por ende, no basta con observar las posibles tendencias en 2016, es necesario considerar que la capacidad de pago debe sostenerse, resaltó Alfaro.

Por su parte, Rodríguez recomienda cuantificar hasta dónde la cuota se incrementaría con tipos de cambio más altos, para no ser tomados por sorpresa en el mediano plazo.

“Si las tasas son en colones, es importante preguntar por las condiciones del préstamo, si las tasas tienen pisos, el periodo por el cual la tasa es fija, penalización por cancelación anticipada, etc. Asimismo, las tasas en colones podrían verse alteradas ante un déficit fiscal más deteriorado”, comentó Rodríguez.

Una estrategia dominante es endeudarse en la misma moneda de sus ingresos, aconsejó Dannel Huang, jefe de Riesgo de Banco Cathay.

No obstante, para quienes ganan en una moneda diferente a la de su deuda, Huang aconseja calcular la cuota con cierto grado de devaluación y determinar si se logra cubrir el incremento en el monto que paga por su préstamo. Asimismo, contabilizar gastos legales y otros costos fijos.


 

Notas Anteriores