Domingo 20 mayo 2018

Domingo 20 mayo 2018

Logo Revista Espacios

Los referentes del mercado inmobiliario recibieron con un alto nivel de incertidumbre y escasas muestras de confianza la propuesta del Gobierno tendiente a realizar un gran blanqueo de divisas con la intención de reflotar la compra y venta de inmuebles.

El Certificado de Inversión Inmobiliaria (Cedin), que contempla el proyecto de ley de blanqueo de dólares y pesos, será una herramienta útil para revertir la grave disminución de las operaciones de compra y venta de departamentos y casas, como de construcción desde el pozo, según la Casa Rosada.

Sin embargo, un amplio relevamiento realizado por Reporte Inmobiliario revela un claro predominio de respuestas de escepticismo de referentes de la actividad de intermediación para reanimar un mercado que está en baja.

Por ejemplo, en el informe Francisco Altgelt sostuvo que "la implementación del Cedin no reactivará el mercado inmobiliario", ya que, según este especialista, "se tienen que dar varios aspectos en lo económico y en la seguridad jurídica del país para que se reactive".

Para los referentes del mercado inmobiliario, los precios de los inmuebles serán similares a los actuales y sólo ven probable que una misma propiedad presente diferentes precios: es decir, uno en dólar billete, otro en Cedin y otro en pesos. Pero esto no cambiaría la esencia de la paralización en el mercado.

Por su parte, Jorge Antúnez Vega destacó: "No creo que sea un instrumento aceptado en el mercado convencional". En tanto, Roberto Arévalo resaltó: "La mirada es positiva en cuanto a que se haya planteado el proyecto". Pero para sus colegas no parece ser este motivo suficiente para movilizar el mercado que está estancado por la puja entre la cotización que está fijada por el dólar blue y aquella que establece el dólar oficial.

El proyecto de ley que impulsa la Casa Rosada en el Congreso, según Fernando Caminal, "es un instrumento que va a ser de poco volumen y, por ende, poco efectivo para impulsar el mercado”.

En el mismo informe que se publicó en Reporte Inmobiliario, Alberto Fernández Prieto expresó que la propuesta oficial es "muy acertada para reactivar un mercado que estaba comenzado a frenar sus inversiones y que se empezaba a notar una ausencia de compradores".

Sin embargo, desde este punto de vista, Mario Gómez consideró: "Los inmobiliarios estamos demasiado necesitados de buenas noticias y eso nos hace vulnerables al canto de las sirenas".

Para Gervasio Ruiz de Gopegui, "en esta operatoria sólo se adherirán tenedores de importantes montos de divisas. Por este motivo -destacó-, los inversores primarios apuntarán más a compras de inmuebles importantes".

Miguel Ludmer explicó que para que funcione el sistema debe asegurarse a los receptores del Cedin el canje inmediato por dinero para que deseen tomarlos como moneda de pago.

Gustavo Llambías fue más escéptico: "En el contexto de desconfianza que impera en materia de políticas económicas oficiales, con reflejo directo en la cotización del dólar paralelo, no creo que el instrumento tenga un peso significativo en la actividad".

En el mismo informe de Reporte Inmobiliario, Daniel Mintzer expresó: "Es difícil saber quién saldrá más favorecido y quién menos. En una primera mirada, esto debiera dirigirse mayormente al mercado de unidades terminadas y/o usadas, dado que hay un factor de pago único, fácil y rápido de implementar".

En tanto, Armando Pepe dijo que "por primera vez el Gobierno reconoce la crisis terrible del sector de la construcción y del mercado inmobiliario". Por último, Claudio Ronchi Belvis se mostró poco confiado de los resultados del blanqueo: "No creo que esta implementación afecte per se los niveles generales de precio".

Tomado de lanacion.com.ar 

Notas Anteriores


Construcción chilena aumenta 9%

Jueves 09 mayo, 2013
La inversión del sector de la construcción en Chile se aproximó a los $30.000 millones, lo que supone un aumento del...