Sábado 17 agosto 2019

Sábado 17 agosto 2019

Logo Revista Espacios

Disfrute más tiempo de las Pastoras

Publicación: Jueves 19 diciembre, 2013


La Pastora es un miembro más de la familia durante la Navidad. Su color ilumina el frío que suele invadir el mes de Diciembre. Pero una de las razones por la que la Pastora es muy popular, es porque no requiere demasiados cuidados. Con unos simples trucos, esta planta permanecerá con la familia hasta bien entrado el año nuevo.

Cuidados con cariño
Como cualquier otro miembro de la familia, la Pastora necesita un poco de cariño. No le gusta estar sumergida en agua: si se riega demasiado, termina decolorándose o perdiendo las hojas. Es peor regarla demasiado, que demasiado poco; Incluso con los síntomas de sequedad, como son las hojas caídas, se deben solucionar con poca agua. Cuando está floreciendo, la planta de la Navidad disfruta con un poco de agua cada dos días. Para combatir la aparición de manchas y de cantos marrones en las hojas, se le puede añadir, si es necesario, cualquier disolución de nutrientes una vez al mes.

¿Qué tener en cuenta cuándo compramos la Pastora?
Escoger la Pastora adecuada también es un factor decisivo. Todos los cuidados del mundo no servirán para nada, si su Ponsettia no reúne los mejores estándares de calidad ya de entrada en la tienda. Por este motivo uno debe prestar mucha atención cuando elige una Pastora.

La mejor elección es aquella que no muestra daños visibles, sino un follaje fuerte y flores a punto de brotar, a pesar de lo que la gente suele pensar, las flores no son las hojas coloridas con forma de estrella, sino los pequeños brotes que hay en el centro.

También se debería tomar nota de dónde ha estado ubicada la planta en la tienda en el momento de comprarla. Por ejemplo, no se debería elegir ninguna que hubiese estado situada en una entrada bulliciosa. Por otro lado, también es importante observar la humedad de la tierra, para asegurarse de que la planta no haya recibido demasiada agua. Una vez elegida, la planta debería envolverse inmediatamente después de comprarla y no dejarla expuesta al frío durante mucho tiempo.

El lugar adecuado
A pesar de denominarse la “Estrella de la Navidad” en bastantes idiomas, a la Pastora no le gusta el frío. En particular las corrientes frías la desgastan con rapidez. La Pastora se siente más cómoda en el interior con temperaturas entre 15 y 22 grados, aunque puede soportar pequeñas variaciones. Puede disfrutar de la planta en todo su color durante más tiempo, si la conserva en lugares iluminados con un poco de luz solar.

Tomado de decoestilo.mujerhoy.com

Notas Anteriores


Ideas para una Navidad chic

Miércoles 18 diciembre, 2013
La época navideña es el pretexto ideal para darle un nuevo look a la casa, no solo con luces y nacimientos gigantes en la fachada, si...

Una iluminación segura en Navidad

Martes 17 diciembre, 2013
Para muchas familias costarricenses, la iluminación de su casa en estas fechas es muy importante, pero las luces que instalan en ocasiones, ...

Cómo presentar la mesa en Navidad II

Lunes 16 diciembre, 2013
La semana pasada presentamos la primera parte, sobre cómo prepara la mesa para la cena de Navidad, ahora incluiremos consejos sobre la posic...