Jueves 18 abril 2019

Jueves 18 abril 2019

Logo Revista Espacios

Construcción se hace amiga del ambiente

Publicación: Lunes 26 septiembre, 2016


 
• Aprovechar espacios verdes y reducción del consumo de energía y agua destacan en los nuevos desarrollos

Rodrigo Díaz
[email protected]

No se trata de una moda pasajera. Construir en armonía con la naturaleza se ha convertido en una norma para las empresas constructoras y casi una exigencia de muchos clientes.


Obras más eficientes, que permitan más entradas de luz y de aire, ayudarán a reducir el consumo de energía. Además, el aprovechamiento del agua de lluvia y la instalación de sistemas sanitarios secos permiten un importante ahorro en agua.


No solo se cuidan los recursos, sino que también se logran importantes ahorros en las facturas de electricidad y agua.
En años anteriores, era común limpiar el terreno totalmente para iniciar la construcción. Hoy en día, algunos desarrolladores aprovechan el espacio natural existente y lo incluyen dentro de las amenidades del condominio.


Adicionalmente, se plantea el uso de nuevos sistemas constructivos, más livianos y secos, con lo cual hay un ahorro de recursos, hay menos desperdicio y el tiempo de construcción, con personal debidamente entrenado, es mucho menor.


“Los materiales livianos son más limpios y amigables con el ambiente, la fabricación es controlada en la fábrica y su colocación no demanda contaminación en sitio. Además, son más flexibles en caso de que hubiera que removerlos en el futuro”, explicó el arquitecto Carlos Avendaño, quien está al frente del proyecto del Centro Nacional de Convenciones, una obra que se caracteriza por las innovaciones en su diseño.


Entre estos materiales destaca el fibrocemento, que tiene entre sus características la versatilidad de su uso, capacidad de adaptación acualquier diseño, la facilidad de instalación y manipulación, además de dejar menos basura en las construcciones o remodelaciones.

“El fibrocemento es fabricado en plantas amigables con el ambiente que reutilizan los desperdicios generados en el proceso de fabricación para reintegrarlos al proceso inicial y evitar desechos innecesarios. Puede considerarse la madera del futuro pues existen presentaciones que dan un acabado totalmente similar a la madera pero son de fibrocemento, por lo tanto, no se están talando árboles para construir”, dijo Ronald Thámez, gerente de Mercadeo Corporativo Regional de Plycem.


Otro esfuerzo interesante que realiza la empresa privada son los jardines ecoeficientes. Ocho de ellos se construyeron dentro de la Zona Franca Coyol en las instalaciones de diversas empresas.


Estos jardines ecoeficientes fueron diseñados y construidos de manera que minimicen el impacto directo en el medioambiente a lo largo de su ciclo de vida. Se siembran plantas de poco mantenimiento, casi no requieren agroquímicos y para su riego se emplea agua tratada no potable y se hace en horas de la noche, para evitar la evaporación del líquido.

Notas Anteriores