Lunes 21 mayo 2018

Lunes 21 mayo 2018

Logo Revista Espacios

La mayor ventaja de las personas jóvenes es tiempo para ahorrar: Incluso los pequeños movimientos dan frutos gracias al poder del interés compuesto.
Para empezar, ahorra por lo menos lo suficiente para ganar lo equivalente al plan de jubilación del lugar donde trabajas, luego establece como meta ahorrar entre 12% y 15% de tus ingresos al año (incluyendo cualquier equivalente de salario). Para llegar a ese objetivo, adopta una mentalidad de ahorro desde el primer día.

Sé 100% independiente
Al considerar a tus padres como un respaldo, puedes tener dificultades para ser financieramente independiente.
En una reciente encuesta de la National Endowment for Financial Education (NEFE), 42% de las personas menores de 40 años informó que recibía ayuda financiera de sus padres en la edad adulta.
¿Cuál es el problema con esta ayuda bien intencionada? Al considerar a tus padres como un respaldo, puedes tener dificultades para ser financieramente independiente.

Crea un fondo de emergencia
Acepta quién eres, algunos tienen personalidades ahorradoras, mientras que otros tienden a ser derrochadores.
En este último caso, ¿cómo aprender a controlarte y tener buenos hábitos? Calcular lo que necesitas para tu jubilación y hacer un presupuesto puede ayudarte.
Un rasgo clave de los ahorradores exitosos es la voluntad de crear un plan, actualmente existen muchas entidades bancarias y cooperativas que ofrecen ahorro con deducción automática del salario.

Cambia tu perspectiva
En algunos momentos tal vez sientas que todos a tu alrededor están acumulando más y más rápido. Donar a la caridad, aunque sea una pequeña cantidad, puede ayudarte a percibir correctamente la realidad.
Es una gran manera de controlar nuestro propio sentido de percepción de despilfarro y nuestra tendencia a gastar de más.
Deja de ser amigo de cualquier persona que se burle de ti porque sueles comer en una mesa plegable hasta que puedas ahorrar para comprar un comedor de verdad.

Gasta menos en una casa
En 30 años, ¿preferirías tener otro millón de dólares en el banco u otros 100 metros cuadrados que limpiar?
Posiblemente sueñas con una sala de televisión, armarios con vestidores para ella y para él, y con una cocina digna de un chef. Pero en 30 años, ¿preferirías tener otro millón de dólares en el banco u otros 100 metros cuadrados que limpiar?
Quédate con una casa de 200 pies cuadrados en lugar de una mansión de 300 metros cuadrados, e invierte los ahorros que obtengas de los pagos más bajos, una hipoteca más pequeña y un mantenimiento más modesto.

Por supuesto, es muy probable que compres y vendas algunas cuantas casas en tres décadas, pero la táctica debe seguir siendo la misma. Comprar una casa por debajo del máximo que puedas costear seguirá dando sus frutos, sobre todo si los precios inmobiliarios permanecen por debajo de los rendimientos de las acciones, la norma histórica.

Toma más riesgos en tu inversión
El problema con el enfoque de tener todo en efectivo es que tu cartera no seguirá el ritmo de la inflación.
 

Notas Anteriores


Deudores prefieren dólares

Lunes 09 julio, 2012
En el último año los costarricenses han optado por solicitar préstamos en dólares, debido al dinamismo que la moneda ha...