Domingo 16 diciembre 2018

Domingo 16 diciembre 2018

Logo Revista Espacios

Conozca beneficios de incluir terrarios y suculentas a su decoración

Autor: Redacción La República | Publicación: Lunes 06 agosto, 2018

Los terrarios contribuyen con la estética de una habitación y la salud de los ocupantes. Shutterstock/La República


Decorar los hogares con suculentas y terrarios es una tendencia que toma fuerza, particularmente porque más allá de lo estético, estas plantas traen beneficios.

“Algunos sólo las adquieren por decorar y darle vida a un espacio, sin saber que aparte de su labor ornamental, brindan efectos positivos para la salud y el estado de ánimo. Por ejemplo, mejoran la calidad del aire, ayudan a humedecer el ambiente y actúan como escudo natural contra la contaminación (...)”, contó Natalia Reyes, gerente de Mercadeo y Desarrollo de Negocios de Ekono.

Las suculentas y terrarios se pueden colocar en cualquier espacio de la casa, dado que el cuidado que se les debe de dar es mínimo.

En la pared de la sala, en una pequeña jardinera dentro de la casa, en el baño, en la cocina y el cuarto de estudio, son algunas opciones.

“Por la decoración que le dan a cada espacio hacen que sean más llamativas y un ambiente más relajado y fresco”, agregó Reyes.

A continuación algunos motivos más del porqué incluirlas en la casa y la oficina:

1. Gracias al proceso vital de las plantas llamado fotosíntesis, el dióxido de carbono que existe en el ambiente se filtra y es transformado en oxígeno, mejorando así la calidad del aire que respiramos.

2. Las plantas o terrarios humedecen el aire, lo cual ayuda a que nuestra piel esté bien hidratada. Además, contribuyen a mantener nuestras mucosas y la garganta en mejores condiciones.

3. Estos seres vivos absorben partículas y gases nocivos que están en el ambiente, como el humo del tabaco o el pegamento que existe en el aerosol. Gracias a las bacterias que se encuentran en la raíz, los

contaminantes son transformados en nutrientes.

4. Estimulan la productividad y la relajación.


Notas Anteriores