Miércoles 20 febrero 2019

Miércoles 20 febrero 2019

Logo Revista Espacios

Claves para escoger un sofá

Publicación: Miércoles 06 noviembre, 2013


A la hora de escoger un sofá las opciones disponibles en el mercado son muy diversas. Podemos encontrar innovadoras piezas que aúnan estética y confortabilidad, haciendo que nuestro salón se convierta en un atractivo espacio de diseño, y nuestro cuerpo encuentre en ellos el molde perfecto para su descanso.

Tras analizar cada uno de los elementos que decoran nuestras viviendas, hemos llegado a una conclusión, aunque todos ellos son importantes, hay alguno que cobran especial importancia a medida que pasa el tiempo. Este es el caso del sofá.

Hoy en día prima la comodidad, ya que a él acudimos en busca de momentos de tranquilidad, ocio y entretenimiento, y dependiendo de la estación en la que nos encontremos, podemos llegar a pasar horas, o tardes enteras. Buscamos la ergonomía por encima de todo, por ejemplo con asientos deslizantes, respaldos reclinables, modelos que incluyen chaise longe, formas curvas o apoyabrazos de “quita y pon.

El mercado de posibilidades aumenta día a día añadiendo innovadoras piezas que aúnan estética y confortabilidad. De este modo, nuestro salón se convierta en un atractivo espacio de diseño, y nuestro cuerpo encuentra en ellos el molde perfecto para su descanso.
La tapicería de nuestro sofá determinará el estilo del mismo, tanto por el color como por el tejido y el tapizado. Las pieles se utilizan sobre todo para crear espacios de diseño, ya sean clásicos o modernos. Imprimen elegancia y aportan la belleza que otorga todo lo natural. La piel, es un material atemporal, fresco en verano y cálido en invierno. Es fuerte y flexible, lo que hace que sea el propio sofá quien se adapte a nuestro cuerpo.

Los revestimientos en textil se adaptan de manera eficaz a cualquiera que sea el estilo dominante. Son fáciles de mantener, se presentan con características antimanchas, antihumedad, son desenfundables, lavables… tienen carácter duradero y resistente al sol y al desgaste por el uso.

El tapizado capitoné, cuya belleza es mundialmente reconocida por el mítico sofá chester, vuelve con más fuerza que nunca para adaptarse a ambientes de estética retro, aunque realmente nunca ha desaparecido de la escena clásica.

Buscamos la estética tanto como la ergonomía y la comodidad, y para ello disponemos de exquisitas piezas de diseño que incorporan acciones masajeadoras y relajantes. Los sofás cuentan con mecanismos que moldean sus asientos a nuestro antojo. Levantando el reposapiés y reclinando el respaldo conseguiremos una saludable postura de descanso.

De un sofá esperamos muchas cosas, la estética, ergonomía y comodidad son imprescindibles, pero si a eso le añadimos funcionalidad, el diseño tendrá unas cualidades incomparables. La escasez de metros de las viviendas actuales hacen que en muchos casos sea indispensable dotar la vivienda con un sofá cama.

Hoy en día, ya no se trata de un elemento “solo para las visitas”. La calidad de estas piezas hace que sean perfectamente adecuadas para su uso diario. Fácilmente manejables, su apertura se realiza con rápidos movimientos y la composición del colchón o somier será decisión del propio consumidor.

La elección de la estética la llevaremos a cabo en virtud de diferentes criterios. Por supuesto nuestro gusto será el factor fundamental, pero también los usos y costumbres, el espacio disponible y el número de miembros de familia que lo utilizarán.

Hoy en día la posición mayoritaria en el sofá es la de tumbados. Por esa razón se impone por encima de todo el modelo de sofá con chaise longe. Esa variación hacia la posición de tumbados ha hecho que la altura de los respaldos se reduzca en favor de la estética. Los sofás son piezas grandes, toda reducción de altura que podamos aplicar, nos permitirá descargar de peso visual la decoración.

La reducción del número de miembros que actualmente componen las familias, ha hecho que los asientos aumenten considerablemente su tamaño, en detrimento del número de los mismos. En la mayoría de los casos, el diseño de los sofás se realiza de manera modular, permitiendo que las dimensiones y el número de asientos sea determinado por el usuario, pudiendo eliminarlos o añadirlos cuando lo considere necesario. Las tapicerías desenfundables permiten que podamos cambiar la estética de nuestro salón cuando así lo deseemos.

Está claro que las características del sofá van mucho más allá de lo puramente decorativo. La rapidez de la vida que nos ha tocado vivir hace que la investigación avance sobre todo en aquellas piezas relacionadas con el descanso.

Hoy hemos visto todas las posibilidades de confort, ergonomía, funcionalidad y estética que nos permite el sofá. Queda claro que existe el sofá perfecto para cada persona, ese que nos dará, el reconfortable abrazo al final del día cuando lleguemos a casa.

Tomado de decoestilo.mujerhoy.com

Notas Anteriores


Ideas para habitaciones de hombres

Martes 05 noviembre, 2013
Algunas de las características que la mayoría de los hombres buscan en su habitación es funcionalidad, sencillez. Por eso son ...

Cree amplitud con espejos

Lunes 04 noviembre, 2013
En espacios reducidos, una de las soluciones más audaces para lograr un efecto de amplitud es colocar un gran espejo.

Decoración al estilo árabe

Viernes 01 noviembre, 2013
Para un decorado árabe, ponga algo de calor en su dormitorio utilizando colores vivos y chispeantes y adopte una decoración con toque...