Martes 20 agosto 2019

Martes 20 agosto 2019

Logo Revista Espacios

Casas hechas con platos desechables

Publicación: Martes 04 junio, 2013


Bajo el lema “Reúsa, construye y vive mejor”, un grupo de estudiantes del Instituto Tecnológico de Villahermosa (ITVH), Tabasco, apostó por el diseño de páneles ecológicos prefabricados con platos de unicel usados, los cuales permiten edificar una vivienda con un costo hasta 50% menor a las erigidas con ladrillo y cemento.

Dicho proyecto, finalista del VIII Premio Santander a la Innovación Empresarial 2013, los llevó a crear la empresa Sistema Prefabricado de Páneles Amigables con el Ambiente (SIPPAA), encargada de la producción y la comercialización de los páneles EPS (de unicel) para muros y losas.

La empresa nace de la necesidad de reutilizar residuos de unicel a fin de evitar que sean quemados, indicó Luis Miguel Ramón Paz, uno de los miembros del equipo emprendedor del ITVH. “Durante la combustión se liberan al ambiente toxinas cancerígenas, amén de que se trata de un material que tarda en degradarse más de 500 años”.

Al grupo también pertenecen Verónica Gómez Castro, Martha García Castellanos, Rubén Darío Cabral Acuña y Romina Villarreal Govea y de acuerdo con ellos, el unicel posee las propiedades fundamentales de los materiales de construcción, pues es ligero, resistente, térmico y acústico. “Los páneles SIPPAA son tan durables como los de concreto sólido, por lo tanto, se les pueden incluir instalaciones eléctricas, hidráulicas o de gas. Además, su recubrimiento de mortero les brinda mayor resistencia, la cual es similar, o en algunos casos superior, a la obtenida con ladrillo”, explican.

En este sentido, cabe destacar que dichos páneles pasaron las pruebas de impacto, al fuego, deflexión (desviación o deformidad) y a la carga uniformemente distribuida, lo que lo convierte en un material seguro.

“Construimos un cubículo en el ITVH y los muros de una vivienda ubicada en la Ranchería Acachapan y Colmena, en Villahermosa, lo que nos permitió hacer un análisis de precios unitarios y llegamos a la conclusión de que nuestro sistema permite un ahorro de 50% en la mano de obra y 45% en la cimbra de toda la construcción”, señaló Ramón Paz.

Los jóvenes cuentan con la patente nacional del producto y pretenden posicionar en el mercado 22 mil 267 piezas en un año, ya que existe un convenio entre el ITVH y la Secretaría de Asentamientos y Obras Públicas, mediante el cual se les asignaran mil viviendas para dotarlas de páneles.

Los páneles SIPPAA son de fácil transporte, manejo, instalación y acabado. Al momento de la colocación, se adaptan perfectamente a los requerimientos de la obra y, por ser un material de poco peso, se facilita la ejecución y la versatilidad, reduciendo mano de obra y obteniendo mayor rendimiento. (Agencia ID)

Tomado de newsoaxaca.com

Notas Anteriores


El futuro pide edificios “verdes”

Viernes 31 mayo, 2013
Hacer las construcciones de una manera inteligente en el uso de los recursos puede generar ahorro de energía y contribuir con el cuidado del...