Miércoles 16 octubre 2019

Miércoles 16 octubre 2019

Logo Revista Espacios

¡Remodele! Sí, pero con los materiales idóneos

Publicación: Miércoles 15 febrero, 2017


Revise si la tecnología se acopla a las condiciones climáticas de donde va a construir

Cuando se invierte en la remodelación o construcción, ya sea del hogar o proyecto comercial, desembolsar dinero adicional por daños irreparables en la obra al poco tiempo de finalizada no es algo que usted contemple. Pero este es un panorama al que se enfrentará si elige la tecnología incorrecta para las paredes y cerramientos de una edificación.

Según los expertos, la razón más frecuente por la que pueda incurrir en gastos adicionales, son los daños en paredes causados por la humedad. Esto ocurre porque los agentes más perjudiciales están en la intemperie, como la humedad, el agua y las altas temperaturas y son mucho más agresivos cuando actúan sobre las paredes externas que van a tener exposición directa con ellos. ¿Pero se ha preguntado qué tipo de tecnología está eligiendo para sus paredes?

En el mercado puede encontrar paredes fabricadas con núcleo de yeso, considerada la tecnología más sensible e incompatible con la humedad por los estragos irreparables que causa en los cerramientos; pero también existen tecnologías como la del fibrocemento que se caracteriza por su alto desempeño y resistencia en condiciones húmedas.

Para Mario Astorga, maestro de obras de profesión, la humedad es la causa más frecuente de problemas en las paredes, y su origen principal es que generalmente hubo una mala elección del material.

“Cuando un cliente me busca para una reparación es muy frecuente encontrarme con paredes dañadas por la humedad que fueron construidas con láminas que no son diseñadas para exteriores, por eso es necesario que uno como experto se actualice para poder asesorar correctamente al cliente respecto al tipo de material que debe elegir en cada construcción y para cada fin específico”, comentó Astorga.

La humedad afecta la apariencia del inmueble, genera abultamientos, malos olores, propagación de hongos, bacterias y pueden propagar enfermedades en las vías respiratorias de las personas que habitan una vivienda. Por eso, es totalmente obligatorio detenerse a conocer cuál es la tecnología que le están recomendando y si es adecuada para la aplicación que le harán en la obra.

Son muchas las razones que facilitan la propagación de la humedad como la condensación, el contacto directo con la lluvia o el agua, las goteras, la falta de ventilación, etc. Estos son factores que no se pueden controlar, pero que sí puede prevenirlos eligiendo la tecnología adecuada para construir.

“Plycem se ha comprometido en los últimos años en desarrollar y fabricar materiales de fibrocemento con atributos diferenciadores ideales para cualquier tipo de clima. Nuestras láminas de seis y ocho milímetros que tradicionalmente funcionaban solo para aplicaciones internas, ahora han evolucionado y pueden ser usadas tanto adentro como en el exterior sin reducir su desempeño”, explicó Ronald Thámez, gerente de Mercadeo Corporativo de Plycem.

 

Notas Anteriores