Domingo 21 abril 2019

Domingo 21 abril 2019

Logo Revista Espacios

¡Haga su sueño realidad con Grupo Faro!

Publicación: Lunes 31 julio, 2017


Adquiera su vivienda llave en mano


Como muchas personas en Costa Rica, yo también tenía el sueño de poseer casa propia, un hogar. Mi principal objetivo era conseguir una casa de buena calidad, construida por una empresa con años de experiencia y que diera el respaldo y la garantía necesarios para la clase de inversión que estaba a punto de hacer.

Inicié el proceso de búsqueda despacito y con calma; la compra de una casa para mí y posteriormente para mi familia no se puede tomar a la ligera. Hice una guía de los pasos a seguir:

1. Determinar la ubicación en donde estaría mi nueva casa. Soy de Heredia, trabajo en Ultra Park, en la Aurora; por lo tanto, la casa tenía que estar alrededor o cerca de esa área.

2. Busqué empresas desarrolladoras con años de experiencia. Contacté a estas empresas constructoras, y me aseguré de que tuvieran años en el mercado, con respaldo de proyectos ya construidos y que ofrezcan casas reales, en un terreno que cuente con todos los servicios públicos, con todas las áreas comunes terminadas (como calles, aceras y otras amenidades).


3. Inicié conversaciones con mi banco para ver qué posibilidades tenía de obtener un crédito y el monto con el que contaría para saber a qué tipo de casa podía aspirar.

4. Iniciar la búsqueda. Esta fue la parte que más me ilusionaba. Primero, busqué en Internet los desarrolladores que tuvieran páginas web para darme una idea clara de cuáles eran los proyectos que se ajustaban a mis necesidades y a mi presupuesto en Heredia. Acto seguido visité los proyectos.


Seguí mi plan de trabajo y enfoqué todos mis esfuerzos en Heredia. Así fue como me topé con Grupo Faro, una empresa que desarrolla sus proyectos habitacionales desde cero: sus ingenieros y arquitectos compran los mejores terrenos, para luego desarrollar los complejos habitacionales y construir ahí las casas. No venden sueños plasmados en planos o dibujos, venden casas ya construidas.

Luego me di cuenta de que Grupo Faro es de capital costarricense y tiene una amplia experiencia en el mercado nacional, con más de 25 años de experiencia.

Mi primera visita la realicé al Condominio Alexa, en San Pablo de Heredia. ¡Me encantaron las casas!. Buenos acabados, maderas tratadas con delicadeza, en tonos oscuros que dan elegancia a cada aposento. El trato con el vendedor fue muy ameno; sin embargo, la ubicación del condominio no era lo que yo pretendía, porque a pesar de que está cerca de todo, buscaba un lugar que me permitiera llegar más rápido a Ultra Park.

Al expresarle mis inquietudes al asesor de ventas, este me informó de dos proyectos más que está desarrollando Grupo Faro en el centro de Heredia. Sus ubicaciones me parecieron más adecuadas a mis necesidades y me fui a conocerlos.

Llegué al Condominio Valeria, en Mercedes Norte. Ya está todo construido, por lo que quedan muy pocas casas a la venta. Una de sus mayores ventajas es la cercanía con supermercados y centros recreativos. Por ejemplo, a la vuelta hay un AM PM; a menos de 200 metros de la entrada del desarrollo encontré un área comercial y un poquito más allá hay supermercados como Palí y Walmart. Como soy deportista, me pareció genial un gran gimnasio, novedoso en su diseño (tiene una lona en forma de domo enorme), que ofrece clases para los amantes del deporte.

No se lo puedo negar: el amor fue a primera vista. Entré en la casa y la calidez de su atmósfera me terminaron de cautivar. Soy más bien de gustos clásicos, de tejas, de jardines floreados, de cocinas amplias para compartir almuerzos y cenas con mis amigos. Al fin y al cabo, quiero un lugar que me permita compartir ratos felices con las personas que quiero.
Después de visitar varios de los condominios en Barva, San Pablo, San Joaquín e incluso Santo Domingo, supe que Condominio Valeria era el hogar que buscaba.

Empecé las conversaciones con el asesor, hablamos de mi banco y de la opciones que me ofrecen para el crédito de mi nueva casa.
Como parte de la guía profesional que me ofreció el asesor de Grupo Faro, me di cuenta de que había otros bancos, además del que yo siempre utilizo, con condiciones también muy favorables.

Lo pensé por un momento y le pregunté: “¿Qué podemos hacer? Llevo con este banco desde que empecé a trabajar hará unos diez años, tengo todos los ahorros, tarjetas de crédito y pagos de servicios con ellos…”.
“¡No hay problema!”, me dijo. Me sorprendí con su respuesta y enseguida me comentó que podíamos coordinar citas con diferentes entidades bancarias para analizar las otras opciones que ofrecen y lo mejor de todo es que las reuniones se podían efectuar en la casa modelo del mismo condominio y a la hora que mejor me convenía. ¡Jamás me imaginé que una sola empresa me ofreciera tantas posibilidades y facilidades a la hora de comprar una casa!

Así fue como Grupo Faro y yo coordinamos las citas con los ejecutivos bancarios. Cada uno analizó mi situación financiera, me aconsejaron y me guiaron durante todo el proceso para obtener los mejores beneficios de cada banco.

Estudié cada una de las propuestas que me hicieron las otras tres instituciones con las que me reuní y al final me decidí por el mismo banco con el que siempre he tratado. Sin embargo, nunca está de más saber qué otras propuestas hay.

La elección de la casa la tuve que hacer muy rápido, porque en aquel momento quedaban cuatro; hablo de mayo de este año y no quería que me dejaran sin la posibilidad de vivir en Condominio Valeria.
Como las casas están listas para entregar, era cuestión de que me autorizaran el crédito y pasarme a vivir a la casa con la que siempre había soñado.

Cuando decidí cuál quería, realicé la reservación formal, firmé los documentos (tanto de Grupo Faro como los del banco) y hoy, solo unos días después de aprobado y firmado el crédito, ya tengo mi casa propia.

Antes de entregarme la vivienda, hicimos una inspección con técnicos de la constructora para detallar la casa: revisamos las paredes, los muebles de cocina y los baños para determinar puntos a reparar antes de hacer oficial la entrega, y así asegurarme de que la casa estuviera en perfecto estado. Unos días después, se realizó la entrega de mi nuevo hogar… ¡Sí, mi nuevo hogar!

Luego de todo el trabajo que requirió investigar el mercado inmobiliario y estudiar a todas las empresas constructoras para finalmente decidirme por Grupo Faro, llegó otro de los momentos más emocionantes: darle mi toque personal a la casa.

Comprar los muebles de la sala y el comedor, elegir el cuarto que más me gustaba y comprarle una cama king. Otro de los aposentos lo adecué para una oficina y en el tercer cuarto puse una cama queen para cuando vengan mis sobrinos o mis amigos a visitarme. ¡Siempre tendrán un espacio en mi hogar!

Casi se me olvida contarles de la terraza y la barbacoa en el patio. Aún me queda mucho trabajo para darle ese toque final que quiero y recibir los fines de semana a mis amigos y familiares.

La felicidad de tener un nuevo hogar viene acompañada de contar con el respaldo de una empresa. Por eso, Grupo Faro es la mejor opción.

Notas Anteriores


Estilo boutique living en Escazú

Lunes 31 julio, 2017
Ubicado en Escazú, a escasos minutos de la ruta 27 y de la entrada a Sabana, se encuentra CAIA, un desarrollo en cond...

Guanacaste renace

Jueves 27 julio, 2017
El pasado de crisis quedó atrás para la pampa. Si bien su fama como destino de turismo premium se mantuvo siempre, actualmente su ...

Rohrmoser para la familia

Lunes 03 julio, 2017
Rohrmoser es un sector que llama la atención por su buena planificación, lo cual permite al peatón hacer vida urbana, as&ia...